926 58 93 08

Comprar placas solares: La mejor opción para ahorrar

Las placas solares son dispositivos que se encargan, fundamentalmente, de convertir los rayos que le llegan procedentes del sol en energía aprovechable para el consumo. De hecho, esta puede utilizarse inmediatamente o ser almacenada en condensadores. En general, puede decirse que existen dos grandes tipos:

– Placas solares fotovoltaicas. Su finalidad es la de convertir los rayos solares en energía eléctrica. Están formadas por una compilación de células solares de silicio y, en líneas generales, son las más adecuadas para hogares y empresas.

– Placas solares térmicas. Su función es la de absorber la energía procedente del sol como energía térmica. Su utilidad es bastante más limitada que en el caso anterior y, por ello, prácticamente solo se emplean para calentar el agua de ciertas viviendas.

Como podrás imaginar, las placas solares fotovoltaicas son mucho más útiles que las térmicas y, por ello, si estás pensando en instalarlas en tu hogar, resultan la opción más recomendable. Además, gracias al avance de la tecnología, hoy en día existen paneles de células de muy diversos tipos que ofrecen prestaciones acordes a cada caso concreto.

Llegado el momento de comprar placas solares también es importante que tengas claro dónde las vas a situar. En este sentido, si van a ir sobre una cubierta inclinada paralela o sobre la propia cubierta, las más apropiadas son las placas amorfas. Asimismo, si vas a ubicarlas en una superficie plana, te serán de mayor utilidad los módulos cristalinos. Además, si la orientación es norte te vendrán mejor los monocristalinos, mientras que si es sur lo ideal es que te decantes por los policristalinos ya que se fatigan menos con las altas temperaturas.

En cualquier caso, comprar placas solares es una solución realmente efectiva para ahorrar energía y, consecuentemente, dinero. De hecho, la inversión que estas suponen suele amortizarse en un período máximo de 5 años puesto que su instalación también es muy fácil y rápida. Además, el mantenimiento que precisan es francamente sencillo y tienen una vida útil muy alta. Por si fuese poco, es una fuente inagotable de energía renovable y respetuosa con el medio ambiente.

En definitiva, si estás pensando en dar el paso y comenzar a consumir energía solar que no dañe al medio ambiente y que te resulte más económica, comprar placas solares es la decisión más acertada. Y es que, al contrario de lo que puedas imaginar, gracias a que pueden almacenar la electricidad, proporcionan suministro aunque no haga sol.

Related Posts

Leave a Reply

12 − 5 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR